Inmobiliaria
Arquitectura
Interiorismo
Sobre nosotros
Blog
Contacto
Home> Blog > Pueblos mallorquines de interior con encanto
sep 24, 2021

Pueblos mallorquines de interior con encanto

Bconnectedmallorca

La isla de Mallorca está llena de lugares mágicos para visitar. Desde pueblos de montaña, con sus carreteras estrechas y empedradas y sus casas de fachada de piedra, hasta pueblos costeros en los que lo habitual son las fachadas blancas con contraventanas azules que, por lo general, se cierran para bloquear el calor del sol durante los meses de verano. 

Valldemossa es uno de esos pueblos especiales situados en las verdes colinas de la Tramuntana. Este pintoresco lugar es un sitio muy popular si se viene a la isla por el aura mágica que desprende. Su encanto es propio de una película romántica. Es un acogedor pueblo y bastará un paseo por sus caminos de guijarros y una coca de patata (la tradicional empanada de aquí) para contemplar la belleza que ofrece. Desde aquí puedes disfrutar de un café con vistas a todo el valle, a las tierras de cultivo niveladas y a los magníficos campos mediterráneos. 

Capdepera es un lugar diferente, cerca de la costa norte, situado en una pequeña colina que rodea su majestuosa fortaleza construida en el siglo XIV. El rey Jaime II construyó la fortaleza para proteger la isla en la época de los ataques de los piratas, y es también desde donde tuvo lugar la conquista de Menorca cuando España recuperó la isla de los musulmanes. El casco antiguo es un hermoso lugar para visitar con mercados semanales donde se pueden encontrar productos locales. 

Soller se encuentra idealmente ubicado en la costa noroeste cerca del puerto de Soller y su bahía aislada. Una bahía muy especial que también vale la pena visitar si quieres conocer Mallorca desde otra perspectiva. El pueblo de Soller es conocido por sus naranjas y se encuentra por supuesto rodeado de valles de naranjos. Puedes llegar a Soller en un antiguo tren de madera que te lleva directamente desde el casco antiguo de Palma admirando el paisaje en la ruta de subida. Los colonos peninsulares que se instalaron en Sóller a principios del siglo XX trajeron a la isla el estilo arquitectónico del modernismo catalán, la variante española del Art Nouveau. Puedes comprobarlo en la impresionante fachada de la iglesia de Sóller, situada en el centro de la plaza. 

Por ultimo no queríamos dejar de mencionar otro de nuestros lugares favoritos de la isla, aunque la lista es interminable, es Andratx y el Puerto de Andratx. Este pintoresco pueblo entre valles es, como mínimo, relajado e impresionante. Las tradicionales casas de piedra se alinean en las calles, las vistas sobre las colinas y el hecho de estar tan cerca de un importante puerto de yates, lo convierten en un lugar único que ofrece un toque de vida en la montaña y en la costa. 

We use cookies to personalize content and to analyze our traffic. Please decide if you are willing to accept cookies from our website.